viernes, 28 de diciembre de 2012

Son ellos


Ahí están...
Los dueños del poder...
Dueños de vidas y sueños...
De Tierras y Dioses.
Se apropian
de la fuerza de los hombres...
De sus mujeres...
De sus niñas...

Los dueños del poder
no faltan a misa...
Invierten en el mercado...
Fabrican armas
para controlar la paz...
Viajan en lujosos automóviles...
Sus diseños textiles son exclusivos...
Sus mujeres
abortan en clínicas asépticas...
“Sus negritas”
en inmundas pocilgas con comadronas.
Sus hijos
concurren a Universidades privadas.
Sus bastardos
engrosan el ejército esclavo.

Los dueños del poder
se reúnen.
Brindan.
Se saludan.

Los más,
los pobres
generados por su insolencia,
acumulan violencia...
Llenan las cárceles...
Mueren sin medicina...
Sin escuela...
Pero piensan...
Piensan qué hermoso sería
ver jugar a sus niños...
Poder poseer a sus mujeres...
Y se les escapa un sueño:
Si vivieran en un mundo de iguales,
de fronteras abiertas,
de solidaridad plena...

En sus bocas desdentadas
se insinúa una sonrisa.
Sus ojos adquieren brillo...

Los dueños del poder
saben perfectamente
que el pobrerío
no debe pensar.

28/12/12
Imagen: Antonio Berni

jueves, 13 de diciembre de 2012

Las pompas de jabón


El niño sopla.
Suave...
Dulcemente.
Varias invaden el espacio…
Colores tenues
se deslizan ante mis ojos…
Brillantes...
Libres...
Arcoiris ...
Se confunden…
Dos de ellas se enamoran,
se funden.
Intento modificar su rumbo.
Junto mis labios…
Leve mi aire las toca...
Ascienden lentamente…
Las pierdo de vista...
El desasociego me invade...
Se apiadan de mi nostalgia.
Regresan.
Bondadosas
me toman.
Me introducen en su esfera.
Soy su fruto...
Impasibles.
Ajenas...
Ajenas al fuego
que quema los ríos.
Ríos sin agua…
Ríos con llamas de dragón
de cuentos infantiles.
La brisa me balancea…
La pompa
se introduce,
me introduce,
en una nube.
Desde allí observo el mundo
hasta el próximo aguacero.

07/01/12

Imagen: Las pompas de jabón
Gonzalo Ruiz Navarro


jueves, 29 de noviembre de 2012

Inseparables


Nueva versión

Forma parte de mí...
Se aleja, me alcanza...
A veces
se alarga, se extiende, se quiebra,
trepa al muro, lo abandona, vuelve al llano...
Me sigue, desaparece...
La extraño...

Ahí está,
a mi izquierda,
gira, vuelve, juega,
se adelanta, baja...

La rueda….
Cuidaaaaaaado!!!!!!!


¿Con quien jugará mi sombra cuando me alcance la noche oscura?



06/07/10
Imagen:
http://www.neeerd.com/post/p13736-womens-day--9829

sábado, 17 de noviembre de 2012

Luis de noviembre 2


Busco mi  risa de niña
en el trino de los pájaros...
Mi fantasía
en tu mirada cautiva...
El anhelo adolescente
en tus sabias palabras ...
La complicidad
en el café humeante...
El apoyo constante
en el disimulado guiño...
La mano firme
señalando un camino posible...

A tientas
llego al canasto
de las fotos viejas...
No sos vos...
Es tu imagen.
Con ella entro en el recuerdo...
Mi llanto absurdo
al saber que te perdía...
Mi voz en grito
en las entrañas de la tierra...

Miles de estrellas
zurcieron mi bolsillo roto...
Fueron mi guía.
Me dieron paz...
Seguí mi camino
sintiéndote en mi sangre.
Hoy puedo vivenciarte
en al canto de un zorzal...
Verte en la roja flor del cactus,
y sentir ternura infinita
cuando digo Papá.

17-11-12

viernes, 9 de noviembre de 2012

Juanito


Juanito de mirada huidiza
taciturna, concentrada.
Juanito de piernas flacas
y pancita hinchada...
Juanito de piecitos descalzos
y sonoras carcajadas…
Juanito de apodos varios
y ropa gastada…
Te llaman remolón…
Indolente…
de vida equivocada…

Si no pudiste elegir,
si tenés los años nuevos…
Por qué comés salteado
comidas usadas?

09/11/12
Imagen:
http://albigasta.blogspot.com.ar/2011/11/ninos-de-la-calle-horacio-figueroa.html

viernes, 26 de octubre de 2012

Atrapada


En círculos...
camino en círculos tus bordes.
Bordes de arenas blancas,
húmedas...
Las pisan mis pies descalzos...
El agua salada se transforma...
Penetra por mi piel...
Sube mi savia lentamente...
Reconozco mis fibras internas...
Cuerpo sin sueño.
En un esfuerzo singular
rompo la línea perfecta...
Estallan los puntos,
se reagrupan.
En un movimiento telúrico sin precedentes
surgen miles de líneas quebradas.
Las yemas de mis dedos
recorren los fiords.
Dejo en ellos mis huellas efímeras.
Una ola gigantesca tapa mis manos...
Sobre tus costas no hay más marcas...
En el vaivén, descubro un ángulo.
Me deslizo suavemente por sus lados...
Hacia el vértice.
Caigo en su interior
cuando tropiezo con una roca...
El ángulo se cierra
formando una flecha...
Quedo atrapada
sin ver la luz...

Y, afuera de mi cuarto,
el zorzal anuncia un nuevo día...
26/10/12
Imágenes, Pablo Picasso
Mujer tendida en la playa
Mujer dormida sobre una almohada roja.

sábado, 20 de octubre de 2012

Al poeta


Tus palabras vienen hacia mí...
Me tocan...
Me penetran...
Hurgan en mi interior...
Amotinan mis sentimientos...
Fabrican rosas blancas
de suaves pétalos...
Me envuelven
en armoniosas melodías...
Pintan la profundidad
de mis colores...
Luego,
al ver su obra terminada,
se retiran mansamente...

17/10/12
Fotografía:
“El paseo del poeta”,  Henry Silberman

jueves, 11 de octubre de 2012

Mujer América


América morena
de razas diversas...
Cómo olvidarte
si corrés como savia
por las venas de tus retoños.
Si subís lentamente,
en caricia majestuosa
desde el Islote Águila
hasta Los Algodones.
Si desde tu columna vertebral
vemos como besan tus contornos
los Pacíficos Atlánticos.

Fuiste parida por tus hijos...
Hombres y mujeres
que colorean tu cuerpo
sin necesidad de mirarlo...
sin necesidad de tocarlo...
Porque dejaste tu huella madre
grabada a fuego en cada heredero...

América mestiza
de lenguas nativas
con ropaje ibérico,
que albergás en tu vientre
razas esclavas...
Tu territorio fue regado
con sangre de tus frutos
desperdigados por el mundo...

América...
Hija, madre, mujer.
En la lucha originaria
encontraste tu dignidad,
tu libertad...
Y, en tus pueblos,
el orgullo de Ser.

08/10/12
Imagen: Manuel Ramos Martínez

Me gustó el e-mail de mi amigo, por eso hago mía "la imagen de él".

"me trajo a la mente este cuadro de Marcia Schvartz".  Norman



sábado, 6 de octubre de 2012

Noche de mar y luna


Sentada en la arena
me descubre el mar
en las primeras horas del alba.
Mar que llega a mis labios
como beso sagrado.
Mar que me abofetea
y se lleva mi sangre
por las heridas amargas.
Mar que me trae tu voz
amigo amado.
Rompen las olas...
Me deja su sal...
En la boca...
En los ojos...
Mis caricias vacías.
Un beso a nadie
brota impulsivo.
Estás bajo mi piel...
Me desbordás el pecho
en la soledad del alba...
Y la luna,
brillando en el horizonte,
me viste de plata...

06/10/12
Imagen: Rogelio Abad Mora (Sevilla)

martes, 18 de septiembre de 2012

El hombre...


La esencia de las piedras
vive en el hombre
que en nuevos cielos
da forma a sus sueños.

El hombre aprieta los ojos...
El hombre...
Aprieta los ojos
ya no por el polvo
del desierto nortino.
Ya no.
El hombre,
aprieta los ojos
para ver colores.
Rojo mineral,
marca de fuego.

El hombre sella los labios...
El hombre...
Sella los labios
ya no por
el frío invierno.
Ya no.
El hombre
sella los labios
para adueñarse
de las palabras
Brota la tierra primavera,
desde lo profundo
de sus entrañas.

El hombre
que dejó de ser esclavo,
en tierra ajena
descomprime barrotes.
Inventa palabras...
Les crecen alas.
Aladas levantan vuelo
se confunden con los pájaros
en el infinito
cielo azul.
En un canto de libertad,
sus versos,
cruzan los continentes,
los mares...
Atraviesan llanuras
juegan con la cordillera
y llegan a su Chile natal.

El Hombre,
tiene su cuerpo en Viena.
11/09/12

Imagen 1: Chile,  11 de septiembre de 1973. Bombardeo al Palacio de la Moneda.
Imagen 2: El desierto en el norte de Chile
http://compartiendoculturas.blogspot.com.ar/2010/10/el-alicanto.html

domingo, 19 de agosto de 2012

Noche de luna nueva…


Noche oscura.
Cielo opaco.
La mar ganó las calles.
Una gota de lluvia es la cuna
de un duende que se desliza...
Suavemente se descuelga…
Bailotea en la ventana…
Susurra:
A las escondidas estoy jugando
con el círculo plateado.

Botecitos de papel
boyando de a centenares.
Colmados de pétalos de rosa
anuncian el viaje
Tus padres sonrientes
tomados de la mano..
Es que amanece…
Y estás llegando.
Fruto de amor consolidado.

La magia invade
cuando tu piel rosada
enciende la vida.
El milagro existe
en tu carita redonda…
Ojitos curiosos
derriten las almas…
El duende se trepa
a una nube traviesa…
Los botes se alejan
con la marea baja…
En la primera caricia,
con el corazón en la mano,
alzo la vista…
El sol radiante
un nuevo camino
está señalando.




19/08/12
Micaela Giuliana nació el 18 de agosto entre lluvias y truenos. Hoy, 19 de agosto el invierno nos regaló un sol radiante. Anticipo de primavera.

viernes, 10 de agosto de 2012

Algunas veces...


Algunas veces
decido no hablar.
Doble vuelta de llave,
y queda  afuera
todo lo demás..
Es cuando resuelvo
mi mundo habitar
escuchar mis ruidos
entender mis ríos...
Sentir más de lo debido.

Algunas veces
decido no hablar.
Siento que mis palabras
están demás...
Con la vista clavada
en algún libro
navego por Andrómeda..
Viajo a velocidades increíbles...
Colisiono con La Vía Láctea...
La Galaxia que me contiene
no es lo que me conviene...
Cierro el libro.

Algunas veces
decido no hablar.
El silencio no existe...
Pinto mi cara de blanco
y emulo a Marcel Marceu.
Con paso de ladrón
me deslizo en mi interior.
Torbellinos de colores
hacen mi sangre vibrar...
Desprovista de palabras
nada me puedo ocultar...

Algunas veces
decido no hablar.
Las cuerdas de un ser vivo
ajustan mi alma...
Violines de miel...
Voz de ternura...
Me expreso en Vivaldi,
con su sonoridad
comienzo a volar...
Al introducirme en una estrella
tropiezo con Ainé...
Me alineo con las hadas
brillo en las antorchas...
Los pájaros me descubren
en las entrañas de una luna
amasando primavera.

Sin consciencia del afuera
disfruto del mutismo...
En los brotes de mi otoño
encuentro La Razón.


05/07/12
Imagen: La mujer del viento
Beatrice Borgia

miércoles, 25 de julio de 2012

Recuerdos


Los acordes venían del Oeste,

de la Cordillera.

Pedían justicia

para el niño descalzo

y vestido de harapos. 



Rueda de amigos...

El viento tibio nos envolvía

Encendía nuestros pechos,

en comunión pagana...

El mate pasaba

de mano en mano

y con nosotros,

Víctor Jara.




Cuando a las alamedas

les distorsionaron el rojo

y al Estadio las esperanzas...

Cuando se apagó el sol,

un aullido desgarrador

partió de nuestras gargantas...

Fue cuando él cantó al espanto.

Luego,

dejaron de escucharse las guitarras.

En el silencio negro,

unimos susurros

en clamor latinoamericano...




No lo dejaron enterarse

cuántos serían en total...

Cuántos se perderían

en el espacio,

entre las estrellas,

con la mirada fija de la muerte...

Cuántos vagarían

buscando algún sentido

a sus vidas ultrajadas...



Años más tarde,

e
l mundo gritó esa ignominia.

Los que pudieron confundirse

con las cigarras,

guiados por palomas de pañuelos blancos,

salieron a los campos resecos...

Multiplicaron sus falanges, 

y empezaron a cantar.

Víctor Jara, Presente!!!


Imagen: Mural a Víctor Jara, pintado en el galpón que lleva su nombre. 

Barrio Brasil, Santiago de Chile
.

martes, 17 de julio de 2012

Orígenes


Se descolgó el Sol...
Aterrizó en las mismas tierras
que amalgama el Río Miño...
Al norte,
infinitos lunares se unen
en un par de ojos verdes.
Al sur,
sangre libertaria se amotina.
Mayo era una fiesta...
Sus flores fueron humanas...
La menuda gallega,
se lanzó al viento...
Como polen
emprende la gran aventura...
Cruza el mar...
¿Qué hacer ante el desencuentro?
Sangre de mi sangre...
Hermano...
¿Dónde estás?
Clavó lo ojos en el horizonte...
Abrazó colinas...
Se bebió el Miño...
Enturbió la vista
con la nostalgia que sería eterna,
y esperó...
Desde la otra ribera,
atraído por el lamento de la sirena,
con la libertad en las entrañas,
llegó Manuel.
Se encontraron...
Se fundieron...
Al Miño le nacieron cinco puentes...
Iluminaron once estrellas...

En uno de ellos,
una niña sigue la luz,
preguntando,
absorbiendo...
Buscando su identidad...
17/07/12


Imagen: Río Miño en Verano
Eduardo Zurita de la Vega

martes, 10 de julio de 2012

Decreto con fuerza de ley


Visto:
Que llevo largas horas perdidas en las mesas de café y delante de mi teclado y
Considerando:
Que la preocupación fundamental de algunos seres vivos, expuesta en reiteradas oportunidades, es mi integridad emocional y mi cordura,
Que tal situación se ve amenazada por los constantes vuelos a que me veo sometida y metamorfosis diversas,
Que en consecuencia, los beneficios se ven limitados por la realidad,
Que se deben detallar cuidadosamente mis alcances para considerar las previsiones necesarias para el buen desarrollo de mi psiquis. Así, preservar y respetar su íntima estructura ya que, en razón de su especial naturaleza, es necesario estudiar los límites a que se ve expuesta,

Por la presente ajusto  la reglamentación:
Artículo 1: Me prohíbo las lecturas de poetas que sensibilicen mi ser durante las 24 horas del día.
Artículo 2: Me prohíbo lecturas de comunicadores sociales donde se consideren que los sujetos,
nacidos a la intemperie y expuestos a las inclemencias del tiempo,
que comen comidas usadas y sus niños andan descalzos,
que no tienen posibilidad de una educación reparadora,
que no acceden a los centros de salud por no cumplir las condiciones requeridas,
que no acceden a medicación y desconocen medicina preventiva,
Están en desigualdad de condiciones respecto a aquellos que gozan de los beneficios de cuna y herencia para gozar de temperaturas acordes a su condición social y ética.
Artículo 3: Me prohíbo las lecturas de poetas y comunicadores sociales.
Artículo 4: Me prohíbo las lecturas.
Artículo 5: Me prohíbo, enamorarme de las flores, de sus colores y aromas.
Artículo 6: Me prohíbo, enamorarme de los cantos de los pájaros, de las bellezas de sus plumajes y la magnitud de sus vuelos.
Artículo 7: Me prohíbo enamorarme, de pájaros, sirenas, mares, luna, montañas, llanuras y demás elementos de esta tierra.
Artículo 8: Me prohíbo, inspeccionar mis sentimientos, el color de mi sangre y a mis venas llamarlas ríos.
Artículo 9: Me prohíbo mirar el horizonte, el cielo y el arcoiris.
Artículo 10: Me prohíbo, pensar por mis propios medios, sacar conclusiones y desacatar las reglas impuestas por siglos.
Artículo 11: El presente Decreto-Ley será refrendado por los que consideran que vivo en un mundo irreal.
Artículo 12: Comuníquese, publíquese y archívese

Siento mi cara mojada. La mesa del café está cubierta de agua. El barquito de papel, construido en la servilleta del bar, comienza a navegar por un río torrentoso. Río salado que con su fuerza lo hace caer de la mesa... Busca su lecho entre los pies de distraídos clientes, se acerca a la puerta principal, huye...



Creo que seré una prófuga de la justicia.



10/07/12

Imagen: Barco de papel

lunes, 2 de julio de 2012

Stradivarius



A veces pienso si la mar siente...
Si siente el viento...
Si ellos tienen un sueño...
Si ese sueño tiene un pájaro...
Si el pájaro está herido...
Si su canto es un clamor...
Si el clamor es estéril...

Es cuando mágicamente
mis dedos se independizan...
De la nada surgen botes de papel...
Guardo mi corazón en uno
y lo echo a la mar...
Con un par de cañas
y papeles de colores,
brota una cometa
con un hilo fuerte,
largo...
Acomodo en él mis emociones,
una al lado de la otra...
Pegaditas...
Apretaditas...
Lanzo la cometa al viento
y veo mis emociones volar.

Así,
con las emociones aladas
y el corazón navegando,
me siento liviana.
Recorro senderos
Huelo flores silvestres
Descanso a la sombra de un árbol
Sano al pájaro herido...

Cuando se oculta el sol
invento la luna llena...
Agrego algunos duendes...
Los muy agradecidos
me regalan una sonata de violines...
y Mi Sueño...
Mi Sueño es realidad...


02/07/12



Imágenes: 
Mar... viento, Jaime Mastranzo Ortega
Foutraque violines, Jean Louis Manuel


martes, 26 de junio de 2012

Noche perra


Camino lentamente...
Las callecitas dejaron de ser mías...
Intento amarrar mi alma...
Los sentimientos me inundan, se derraman…
Escucho un vals…
Es pequeño...
Es Vienés...
Ana Belén...
Lorca...





Me tomo de los hilitos de una semifusa…
Me sujeto… Levanto un pie… Asciendo…
Me agoto…
El viento me estremece… Es el viento sur…
Trae dulzores desconocidos…
Se sueltan mis cabellos.
En ese momento mi alazán brinca...
Me despide, yazco inerte en la playa desierta…




Me cubre la arena...
Lloro… No tengo lágrimas.
Un sentir salvaje se apodera de mí…
Grito... No tengo voz…
Una luz...
Una luz me obliga a abrir los ojos…
Sin entender recorro mi cuerpo con la mirada...
Es mi habitación,
soy esa mujer que asoma un pie en la cama revuelta…

24/06/12
Imagen Pequeño Caballo Azul, de Franz Marc
Múnich, 8 de febrero de 1880 – Braquis, 4 de marzode 1916
Fecha de creación: 1912

jueves, 7 de junio de 2012

El amor


El amor es un guiño
que te hace la vida…
Que ilumina el cielo
y enciende los ojos…
Que tiembla en una voz
y te acerca a la luna…
Que despierta al amanecer
y perdura en el día…
Que te arropa en la noche
y permite los sueños…

El amor te sujeta con hilos de seda
y te perfuma con flores silvestres.

Puede estar ahí,
escondido en el rosal blanco…
Entre las flores talladas en espinas…

Tomalo suavemente en tus manos
Y échate a volar…

Febrero 2012

Imagen:
Mayde Molina.
Mujer cubana

martes, 29 de mayo de 2012

Anoche soñé un sueño...


Anoche soñé un sueño
que deslumbró mi corazón.
La luna estaba cautiva,
cautiva en la sinrazón.
Brillante eran los barrotes
que aprisionaban hasta su voz.
Le crecieron brazos poderosos
fuertes como los de Sansón.
Pero no podían tocar las rejas,
porque eran de rayos de sol.
Juanito, alzó la vista
y, al verla,
una lágrima se le escapó…
Después,
un torrente inagotable
una inmensa mar formó.
Montada en una ola gigante
una sirena no dudó.
Mientras juntaba agua salada
a la luna sonrió.
Aún sabiéndola desahuciada,
con el agua en las manitas,
estiró los brazos
y se la ofreció…
La luna abrió
sus inmensos dedos
y un arcoiris se formó...
Los barrotes aplaudieron
y la luna se escapó.

21/12/2011

Imagen: Antonio Berni
Juanito Laguna y la aeronave

jueves, 17 de mayo de 2012

Azul


Cuando
mi alma transmuta etérea
y mi calzado es de plomo…
Cuando
tu imagen me sonríe
y la lluvia me golpea…
Cuando
tus ojos saben a miel
y mi corsé me protege…
Cuando
tu voz me arrulla
y mi reloj atrasa…
Es cuando
escucho el canto de las aves…
Me tomo de sus alas…
Cruzo los mares…
Riego los desiertos…
Luego,
despojada,
abrazo al viento…
Me transformo en una flor silvestre
y permanezco
en el azul eterno.

08/05/12


Imagen: 
Campanilla silvestre,
Rapónchigo (Campanula rapunculus).
Fotografía: Elvira Coderch.

jueves, 3 de mayo de 2012

Como paloma…


Paloma sin mensaje
anida en mi ventana.
Mientras yo,
condenada al impiadoso silencio,
escucho los ríos de mi sangre.
Ríos caudalosos
que no han podido detener
los infinitos moños blancos
atados con esmero por mi madre…

Sólo el arrullo de las palomas,
de las palomas sin mensaje,
y mis ríos…
El sonido de mis ríos
me trae la luz de tu mirada
iluminando mi camino.
No te lo dije.
No te dije que sos mi luz
mi arrullo
mi todo.
Nunca te lo dije…
Porque mis moños,
que jamás fueron de raso,
han sido atados con esmero.
Las palomas…
El sonido tenue que me sostiene…
Tu mirada….
Tu mirada hormiguea mi cuerpo.
Y tu voz…
Tu voz arrulla como las palomas…

Todas las madrugadas
el murmullo de las palomas…
Y yo,
continúo sin descifrar
el mensaje…

29/10/2011

Imagen: Palomas Mensajeras
Sara Rosales
Artista plástica mendocina.

viernes, 20 de abril de 2012

Dispuesta a todo



Una de la mañana en Mar del Plata…
Tal vez, las dos…
Con la vista fija en el horizonte,
comienza a caminar hacia la mar…
“Morir como tú, Horacio, en tus cabales,
y así como en tus cuentos, no está mal;
un rayo a tiempo y se acabó la feria…”
Las primeras sales tocan sus pies
¡Padre que le diste la melancolía,
y el nombre!
Nombre que indica el camino…
“Dispuesta a todo”…
Los dedos de sus pies
comienzan a deformarse
tapados por el agua…
Dispuesta a todo.
No se siente humillada
como aquella vez…
Cuando le hicieron notar que el libro,
ese que “leía” moviendo los labios,
estaba al revés…
Pantorrilla mojada…
Cuatro años
y tener que llorar
detrás de la puerta por sentirse descubierta…
Frescura de mar…
Los primeros años de su vida
fueron insoportables
por su intenso desarrollo sensorial…
No se debe “sentir tanto” en esta vida…
Exceso de sentimiento,
pecado de soledad…
Entre los suyos, logra remediarlo…
Mil novecientos treinta y ocho,
pudiendo tener el mundo en sus manos
el cáncer la acecha…
Le manotea la vida.
El mar de octubre la envuelve…
¿Siente frío?
Los libros fueron su ropa
siendo dueña de las palabras…
El agua avanza sobre su cadera
Presiente a su hijo…
A sus amigos poetas,
a Alfredo y Alicia,
Gabriela y Juana…
Una ola la empuja…
Federico le sonríe con su cara de niño…
Cae…
En ese torbellino, piensa en Quiroga...
Porque aquella vez...
Aquella vez,
no estuvo “Dispuesta a todo”…

Alfonsina Storni  29/05/1892 – 25/10/1938

martes, 17 de abril de 2012

Manuel



Lo recuerdo así, frente al espejo... El que estaba sobre la pileta donde ella lavaba ropa... Se humedecía los dedos, tocaba el jabón y, en movimientos suaves, envolventes e intermitentes, enroscaba la punta de sus bigotes...
Esta operación era realizada varias veces al día... Acercaba su cabeza al espejo, la alejaba, miraba su cuarto de perfil y, cuando consideraba que terminaba su tarea, una sonrisa iluminaba su rostro con todas las chispas de su Valença... Daba media vuelta caminando despacito, arrastrando su pierna, se sentaba en el borde de la cama...
Es que el abuelo Manuel tenía un problema de caderas, resultado de una caída al vacío desde unos cuatro metros de altura cuando su hijo menor era recién nacido. Eso me lo contaba en su mal hablado castellano...


Historias de amor también me contaba...
- Menina, tua avó... Tua avó, (suspiraba) flor de maio quando moça! (1)
Estas conversaciones se daban cuando teníamos “nuestros momentos”, después de terminar con sus bigotes... Él sentado en el borde de la cama y yo echada a sus pies...
Yo lo escuchaba y repetía, “ninha avó era flor de máio” (2)


La abuela pasaba sin mirarlo... Y él levantaba un poco la voz cuando lo decía.
Entonces, airada, la abuela respondía -su voz zumba en mis oídos:
- Caia Manoel, a niña é pequeña... (3))
También recuerdo el día que el abuelo se puso agua oxigenada en el cabello...
- Sabe que pasa neguita? tua avó, olha aos loiros... (4)
Fue cuando no entendí bien por qué, pero la abuela tiró el plato de sopa que acababa de servirle... Me dio miedo su reacción -ya que ella era todo risa- cuando a los gritos le contestó:
- ¡¡¡Fui al médico con tu hija!!!


Hoy, organizando mis fotos, encontré una de la familia... Fue tomada en uno de sus últimos  cumpleaños... Sentí una ternura infinita, y lo imaginé -si no se hubiesen aventurado a atravesar el Atlántico- cruzando el Río Miño a nado a los 84 años para ir a verla, como cuando eran adolescentes...
Porque el abuelo Manuel amaba a la abuela como en aquella época...


No lo había pensado antes... Tal vez cuando nos dejó, resolvió quedarse nadando en el Miño...


Yo encuentro un hilo conductor entre los hombres de mi vida: mi abuelo, mi padre, mi hijo...


10/01/2012


(1) Niña, tu abuela... Tu abuela, (suspiraba) era flor de mayo cuando era moza!
(2) “mi abuela era flor de mayo”
(3) Calla Manuel, la niña es pequeña...
(4) Sabés que pasa negrita? tu abuela, mira a los rubios...

jueves, 12 de abril de 2012

Te espero…



M ientras sueño en silencio tus manos,
I ntento sentir tu mirar.
C laro de luna en mi cielo,
A ntorcha piloteando mi paz.
E speranza certera que vibra.
L uciérnaga abriendo senderos
A yudándome a cabalgar la mar…

G loria de saberte en camino
I ncandescentes mis brazos te sueñan
U lulando en noche de hadas…
L uciendo sonrisas para tu abuela…
I rreverente a costumbres adultas,
A nunciarás amaneceres de cuentos…
N otificando la claridad del día, como
A londra de plumaje al viento.

11/04/12
Imagen: Cazando lunas
http://www.siemprefeliz.com/profile/SalustinofloresHerrera

martes, 10 de abril de 2012

Soñé un abrazo


Estaba caminando sobre las hojas que desprendió el otoño cuando unas manos suaves, fuertes, tomaron mis hombros y me rodearon con cariño…
Los dedos mudaron en plumas y me sentí envuelta en sedas… La travesura de una pluma desubicada acariciaba mi cuello con movimientos circulares… Giré… Estabas ahí…

Ojos color miel, recorrieron mi rostro con dulzura y brillo de estrellas… Se posaron en mis cejas… Una pluma marrón bajó mis párpados… Graciosamente los labios de “mi abrazador” se transformaron en pico… En un picoteo tenaz con besos chiquititos, recorría mi cara… Sentí una pluma en mis labios y esbocé una sonrisa placentera… Así, envuelta en sedas, con los párpados bajos, sonriendo, con piquito en las mejillas y miel en los labios, comencé a acurrucarme… Me hice pequeñita, etérea… Mis brazos mutaron en muñones de los cuales crecieron alas… Me deslicé entre las plumas que me abrazaban… Eché a volar y fui gorrión.

30/03/12
Imagen: Mujer y Pájaro
Matías Palau Ferre

jueves, 5 de abril de 2012

Atilio


Te vi inerte…
La medicina te da vida…
Tus ojos gastados…
No los dominás…
Así no…
Esos no son tus ojos…
Tus ojos son otros…
Tus ojos son inmensos
tienen el color del mar…
Cuando estás bravo
son verde oscuro.
Reflejan el color del cielo
cuando la paz reina en tus días.
Siempre como estrellas
alumbrando mi camino…
Mi hijo los recibió de herencia,
el color,
la mirada…
Te vi inerte
¿Dónde están las estrellas?
Con ojos gastados no…
No puedo verte…
Si hasta el cielo lloró largo
y apedreó la tierra…
Los años apagaron tus estrellas…
Pero no tus risas,
tus chistes,
tus bromas…
Tu aguda lucidez…
Nuestro afecto intacto…
Siempre el jazz
será música de fondo…
Con mi tristeza infinita…
Te veo satisfaciendo
mis caprichos infantiles.
Tío soltero
peinado de trenzas
por la sobrina inquieta…
Trenzas atadas con moños rojos…
Tío querido comprando juguetes…
Tío guía,
protector…
Te vi inerte…
Tuve ganas de gritar…
Pedirle prestadas al cielo
las piedras gigantes
para agujerear la tierra…
Así no...
Louis Armstrong con su trompeta
y su voz ronca...

Satchmo en los discos de pasta
de la antigua vitrola...
Melodía eterna que te traerá a mi alma...
Así no...

Y el cielo se derramó en lluvia.


04/04/12

viernes, 30 de marzo de 2012

Permanecer

Cierro lo ojos,
me relajo…
Otro mundo me atrapa
Paz.
Vida plena.
Hundo mis pies
en agua cristalina.
Se humedecen…
El agua juega con mis dedos,
le cambia las formas.
Los ondula.
Se retrae…
Veo un rojo.
Mi sangre…
Mi sangre es roja.
Jugueteo
Construyo
Permanezco en ese rojo,
me confundo con él.
Me abraza…
Abrasa mis pies...
El calor sube lentamente
por mis dedos…
No quiero que la realidad me toque.
Aprieto mis ojos.
No quiero mirar.
Percibo aromas…
Permanezco.
No distingo perfumes…
Sin embargo...
Veo...
Veo sin mirar...
Estás en las olas del mar.

07/01/12

lunes, 26 de marzo de 2012

Otoño en mi ciudad…

Otoño
Estación de colores…
Infinitos ocres invaden mi sangre…
Espero ansiosa tus hojas…
Deseo escucharlas crujir bajo mis pies
en el caminar sin rumbo.
O destrozarlas impiadosamente
en el trajinar continuo.
Otoño…
Cuando tus hojas crujen
el amor entra por mis poros,
sube despacito
se instala en mi médula
me susurra al oído
y veo la luna llena.
Otoño…
Cuando destrozo tus hojas,
esas que desprendiste con todo esmero,
descubro:
Al niño hambriento…
Al hombre-buey con su carro…
Al ciego intentando no caer en un bache
esquivando autos lujosos…
A mujeres de porcelana
en asientos de acompañantes…
A escuelas mal iluminadas…
Y las nubes,
nubes oscuras,
se depositan sobre mis hombros.
Con la luna llena,
con nubes negras,
con amor incierto,
con angustia plena,
en esta sociedad egoísta
y en algunos casos autista,
los colores del otoño me esperan…

23/03/2012
Imágenes:
Marina Amaya (Valencia, España 1972)
1. La brisa fresca de la mañana huele a mar y a ti.
2. Ojala volvamos a vernos

miércoles, 21 de marzo de 2012

Día de la memoria, verdad y justicia

Escrito el 24 de marzo de 2011
A Ale, Damián, Diego, Flavia, Leila, Lucía, Natalia, Ramiro, Valeria y tantos otros que me llevan y me traen por los caminos...

Les digo que sí, que es como dice León, “Todo está guardado en la memoria”...
Los caminos recorridos, los tropezones, las caídas, las alegrías, las guitarreadas, las risas de los amigos...
Cuando reíamos todos y Mary venía con sus scones recién hechos, todavía tibios y los mates iban y venían en esa carrera loca donde se confundían el dulce y el amargo…
♫♪♫ “Allende la Cordillera regresa el sol” ♫♫♪
Cantaba Juan... Lo seguíamos a coro...
♫♪♫ “América es esta sangre por donde va la liberación” ♫♪♫
Sí, “Todo está guardado en la memoria”... y, en un día como hoy, sale y estalla en el abrazo intenso con que nos saludamos al encontrarnos en la intersección de Cerrito y Bartolomé Mitre...
Otras caras, las mismas ansias, las mismas alegrías, otros mates. Los scones son reemplazados por churros comprados a una vendedora que “se hace el día”…
Las chicas no cocinan… No hace falta, hablan de igualdades… No cocina nadie…
Las consignas cambiaron… Los sentimientos no… Las palabras son otras… La emotividad, la misma…
♫♪♪♫ “Como a los nazis les va a pasar… ” ♫♪♫
Seguro los van a encontrar… Van a encontrar a aquellos que les cortaron las alas a otros cóndores, a sus padres, tíos, abuelos. Van a encontrar a aquellos que los privaron de una familia, que les arrebataron a los hermanos…
Un ligero aroma a scones comienza a invadir el aire… Los acordes de una guitarra estremece mi médula…
Me miran...
”PRESENTE”...
me sonrien...
“AHORA”...
Levantan sus ojos...
“Y SIEMPRE”...
Mary y Juan flotan en el aire... y la esperanza renace porque brotaron miles de Marys y Juanes en esta primavera...

La Memoria. León Gieco
video

viernes, 16 de marzo de 2012

En el patio

Noche de luna llena colgada del pino… Inmóvil
Sentada en el patio con mi jugo de pomelo, observando las infinitas estrellas, dejo pasar el tiempo…
Eso creo, pero no…
El tiempo me deja pasar a mí…
Adelante mujer, observá mis estrellas, jugá con ellas, construí figuras, navegá en mi azul infinito y regresá al más atrás…

Regreso despacito… Ahí están mis amigos, en la última mesa de la izquierda… Porque hasta en la mesa hay que ser claro, transparente… Nuestro reducto, La Paz…
Último pliegue del barquito de papel… Ese con el que me interné en los ríos del alma… Ese que eché en el mar de la mesa, sobre el azúcar derramado, y me sentí libre…
Libre de toda libertad…
Subí a él con el impulso infinito de los años verdes, de las certezas… De la confianza en el camino elegido…
Lo empecé a construir entre carcajadas, subiría por los ríos de América en mi papirola… No tenía bicicleta con motor pero tenía un barco gigante… Corté pequeños rectángulos de servilleta y escribí los nombres de quienes me acompañarían. En el dorso, escribí el motivo que me llevaba a elegirlos…
En un impulso frenético tomé uno de los nombres e hice un bollito…
Fue cuando el barquito tuvo su río… Caudaloso, río de montaña… Corrí al baño… Al cerrar la puerta me vi reflejada en el espejo y sentí el peso del mundo…
Tomé el bollito… Lo abrí… Besé con furia ese nombre y lo tiré al cesto en el preciso instante que entraba Silvia…
- ¿Qué te pasó Negra? Te estamos esperando…
Volví a la mesa, su mirada me quemaba…
- ¿Terminaste con los tripulantes de tu barco?...
Fue cuando volví a escribir el nombre y mentí al garabatear en el dorso, “Para que Silvia siga sonriendo”…

Nos robaron La Paz y con él nuestros juegos, nuestras discusiones, nuestras ilusiones, nuestros amigos…

Doce años después, en la histórica “Marcha Blanca”, encontré a Silvia… El abrazo interminable me indicó que, dentro nuestro, seguíamos siendo las mismas… Comenzamos a recorrer los años no compartidos…
Supe que lo de ella con Alberto duró menos que un café… Que en la noche oscura, él se exilió en México… Que se dedicó a la investigación y sigue trabajando en…
Fuimos a tomar un café… En la visita obligada al baño, no pude menos que mirar el espejo… Ahí, volví a ver la imagen congelada en el tiempo y sentí ternura por aquella mocosita…

Bebo un sorbo de pomelo… Miro el cielo… La luna abandonó el pino. ¿Viajará en un barquito de papel?

Imagen obtenida en la web

domingo, 11 de marzo de 2012

Trocito de vida

Lo conocía del barrio... A veces nos saludábamos...
Cuando comencé la escuela secundaria lo vi con más asiduidad... Hasta que la frecuencia se hizo diaria en esos viajes mañaneros que nos llevaban hacia nuestras escuelas.
Detecté que para poder recibir su sonrisa, debía estar en la parada del colectivo a las siete en punto. Ahí estaba, con mi delantal tableado y tiritando..…
Al comenzar segundo año conversábamos en los viajes. Le comenté de mis dificultades en francés y las posibilidades de un examen en diciembre. Te preparo, me dijo. Estaba cursando el quinto nivel en La Alianza Francesa…
Comencé a frecuentar su casa, mi materia lo exigía y la aprobé sin esfuerzos.
El año siguiente fue algo negativo... Cuando lo veía, transportaba pesados libros de Anatomía, de Fisiología… y yo con mi delantal tableado estudiaba la Anatomía de “dos Santos Lara”.
Poco conversábamos, demasiado poco…
Terminé el secundario y me inscribí en la Universidad Nacional de La Plata, me esperaban otros amigos... Su sonrisa siempre me perseguiría…
No pasó mucho tiempo cuando llamó a mi casa, había rendido la última materia y harían una fiesta... Quiero que vengas, sos mi invitada.
Estuvimos toda la noche de la mano… Cuando la tranquilidad lo dispuso, escuchamos un concierto para violonchelo de Vivaldi... Me acompañó a mi casa... Con nuestro único beso sellamos el próximo encuentro. Apenas solucione los problemas para la residencia vengo, me dijo.

Cuando volvió, trajo unos discos con conciertos de Vivaldi...
Yo estaba discutiendo en mi casa sobre el “Mayo Francés”, los pensamientos de Sartre y “Los condenados de la Tierra” con quienes serían mis compañeros de ruta...

Vivaldi fue siempre mi músico preferido... Si alguna vez la vida me cruzara con el dueño de “Gloria en Re mayor” o el “Concierto para mandolina”... Sé que, después de ascender al infinito y tocar el cielo de Antonio, podríamos decirnos chau y volver a vernos dentro de veinte años…

20-05-2010

lunes, 5 de marzo de 2012

Oda a la locura

Como insecto…
Como insecto minúsculo
en espacio siempre ajeno…
Veo los colores…
Colores…
Colores que no son míos…
Colores que tapan el horizonte…
Son cerros…
Cerros sedientos en verano.
Un pincel me atrapa…
Me arroja a un lago…
Lago de agua multicolor.
Quedo ahí,
boyando en la superficie…
Me envuelve un deseo
inconmensurable
de huir…
Huir al más allá…
Al más acá…
Huir.
Me hunde un rojo intenso.
Me absorbe un verde limón.
Cavo un túnel…
Un túnel en el agua…
Azul.
Encuentro el azul…
Cabalgo en él…
Zaino gaucho…
Me tomo de sus crines…
Crines azul cielo.
Me asciende…
Me eleva…
Me salva…
Descanso en la orilla…
En la orilla del espejo de agua…
Comienzo la ceremonia…
Ceremonia de idolatría…
Adorando los colores
adoro el universo.
Logro huir.
Huir hacia adentro…
Ya nadie captará mi esencia.
Al fin
libre.

07/01/12

Imagen 1
: Torbellino de colores. / Miguel Iturria Savón.
Imagen 2: Torbellino http://foro.artelista.com/torbellinos-i-t11440.html

sábado, 25 de febrero de 2012

Mercaderes

Observá esas risas
mercader de la muerte…
Fabricante de armas
para sesgar el futuro
Observá esas risas
de dientitos chuecos,
piecitos descalzos,
uñas quebradas.
Observá esas risas
donde las luciérnagas
se apagan
al llegar la noche
de mesa vacía
y padres exhaustos
tras una jornada
de trabajo a destajo.
Observá esas risas
mercader de la muerte
fabricante de armas
para sesgar el futuro
Observá esas risas
que en carcajada sonora
pretenden tapar tu nombre,
Señor de la Muerte…
Señor de la Muerte
que envenena el aire,
destruye los mares,
contamina el planeta…
Apuntás a la vida
destruyendo árboles,
arrasando tierras,
pulverizando ilusiones.
Observá esas risas...
Son las mismas...
Están en tu entorno...
Apagadas.
Silenciadas.
De nada servirá tu dinero
cuando tus hijos
no puedan comprar
un vaso
de agua fresca...

Imagen:
El Mercader De La Muerte - Merchant Of Death

martes, 21 de febrero de 2012

Volver...

Creo que no…
No me basta tu voz.
No me basta
el trino de las calandrias
al amanecer.
No,
no me basta…
No me basta
el azul de este cielo
ni el blanco de esa rosa.
No me bastan
ni mis lágrimas
escondidas,
ni mi risa pronta.
No,
no me bastan.
Quiero descubrir
el fondo de los mares,
el plata de la luna…
Quiero mirarme
en la paz del lago,
acariciar el lirio
y con estrellas en mis ojos
volar el mundo…
Ver deshacer mis trenzas…
Cabellos al viento,
hebras de seda,
pintados
con los colores del arcoiris…
Y así, con estrellas
y colores
con cabellos sueltos
y enmarañados
con alas desplegadas
y en las alturas
poder observar
despojada
libre
trémula…
Para luego volver
en un colibrí,
con sed infinita,
a beber el néctar
de tus jazmines.

Imagen: AEN’ OE
De la serie, Huesos de Colibrí
http://stasiotika.blogspot.com/2008/01/huesos-de-colibr.html

viernes, 17 de febrero de 2012

Lienzos

Sin tiempos…
Pausado…
Tus lienzos hablan.
Susurran en mis oídos.
Nadie los escucha…
Es la locura que me invade
Camino tus arenas
me cubren tus ropajes.
El pudor me abandona…
Una a una las prendas caen.
Sin pétalos,
rosa efímera de verano,
nado en las sombras.
Me deslizo en los azules.
Ahí está…
En un instante atravieso
la lágrima de mi alma
Esa que dio a tu lienzo
ese tenue celeste
azul cielo
y esbozó el río
allá
a lo lejos.

Grito…
No me escuchás
Estoy atrapada en tus telas…
Por siempre…
Eternamente.
Mi lágrima sonrie.

miércoles, 15 de febrero de 2012

Gaviotas

Pequeñas, graciosas, fuertes… vienen… están llegando… me alcanzan… me toman… me elevan… Cabellos al viento… me sueltan…
Sin gravedad me suspendo…
Ellos allá, estáticos… me miran… no entienden… sonrío… están perplejos… me atrevo… reprueban… siento mis poros… son toscos… resplandezco… son ciegos… estallan mis rosas con sonido sin fin… son sordos… grito mis ansias… se esconden… me siento plena… se encorsetan…
Ellas vuelven por mí, por el descenso… me niego… me sueltan… me precipito… manoteo… me acomodo… Debo caer con estilo.

24/08/10
Imagen: Celia Altschuler - [Artista Plástica Portorriquenha]

miércoles, 8 de febrero de 2012

Fuga

Mañanita fría en Buenos Aires, intentar viajar en transporte público, una odisea… Lo logro, elijo asiento, mis ojos se fijan en la ventanilla, un punto lejano...Allá, casi en el horizonte de la vida... Horario de cierre de boliches... Un beso fugaz, casi furtivo roza su cara... Jóvenes embrutecidos por el alcohol, el humo, las sustancias consumidas... El beso huye, con el dueño de los labios... No se descifran las palabras, ni las miradas... Ojos misteriosos, ¿qué decían, dijeron?, hoy cree entender... Ojos enrojecidos, producto de las drogas... La mirada honda, la traspasa,se quema, lo siente... Por qué los transforman... ¿Por qué lo descubre recién ahora? ¿por qué?... Serán desecho social...

Rueda mi alma al viento buscando el punto de fuga…

10/07/10

Imagen(1956): Escher Maurits Cornelis (1898-1972)
Los expertos coinciden, en que una de sus principales características es la dualidad y la búsqueda del equilibrio, la utilización del blanco y el negro, la simetría, el infinito frente a lo limitado, el que todo objeto representado tenga su contrapartida....

viernes, 3 de febrero de 2012

Americanitos...

Allá…
Acá…
Nacen niños…
Niños…
Duros por fuera
tiernos por dentro…
Niños que vuelan…
Que atraviesan
selvas
desiertos
salinas…
En ese volar
la primavera
los amanece
Las flores
los perfuman
mientras trabajan
para los señores
del odio…
Otros manejan
su cuerpo color metal…
Otros…
Nunca lograrán
adueñarse de sus sueños…
Los niños…
Los niños saben
que cabalgando en una nube
pueden atravesar los valles…
Apoderarse de sus colores…
Llegar donde se guardan
las estrellas
y renacer
Renacer libres….
Libres de toda libertad.

Imagen
: Diego Rivera
La noche de los pobres

martes, 31 de enero de 2012

Perdón

Los árboles lucían el reflejo de los soles de otoño.
Mientras miraba alucinada los ocres, verdes, amarillos de sus hojas,
la leve brisa provocaba, en su toqueteo amoroso,
una sinfonía que agudizaba mis sentidos.

Caminaba lentamente rumbo “a ningún lado”
cuando vi tu figura graciosa,
tu mano en otra mano, tus ojos brillar.

Seguí tu camino a la distancia.

Escuché las risas sueltas sin pudor,
vi encenderse tus mejillas,
tomarla de la cintura, acercarla,
fundirse en un beso sin fin.

En ese instante
perdoné al gato hambriento
que atrapó al gorrión en vuelo.

04/02/2011

Imagen: Paisaje de Otoño (Vincent Van Gogh)

jueves, 26 de enero de 2012

Aroma de mar

Con mi alma desnuda
y sin pudor
me tomo de las alas
de tus versos
POETA
Recorro tu universo
con estrellas fugaces
y mares bravíos.
Subo a tu barcaza...
El viento me balancea
y libera mis cabellos.
Así
entregada al gozo infinito
escribo su nombre
en la marea.

13/04/2011

Imagen
: NOEMÍ BILBAO, SPAIN
http://pintaracuarela.blogspot.com/2009_10_01_archive.html

sábado, 21 de enero de 2012

Los zorzales. Mi zorzal

Qué bonitos son los zorzales...
Hasta que él se fue, nunca había reparado como disfrutaban mi jardín... Los vi cuando comencé a salir nuevamente al mundo...
Son felices picoteando el césped buscando el alimento diario... Les gustan mis bonsáis... Es que los cuido con esmero… Les cambio el compost, les coloco vitaminas… Entonces proliferan las pequeñas lombricitas... Los zorzales las comen voraces... También los veo bañarse en el bebedero de mis perras, salpican todo el patio disfrutando de su higiene...
Ayer vino uno de pechito bien rojizo… ¡Por demás bonito!... Mirándolo me transporté en el tiempo, el mismo frenesí...
Negrita, ¿una partida?, el que pierde ceba mate... Comen, peón... saltan, caballo,... en diagonal, alfil, mueven los dedos de sus patitas finitas, jaque... descansan. Tuercen la cabecita y me miran, ojitos chispeantes, cebo mate...
Cabecita al agua, peón... alitas mojadas, peón...… sacudida, caballo... plumitas al viento, jaque... vuelan, rey,... Este es mate hijita... Tuercen la cabecita y me miran, sus ojos no tienen chispas...

Me quedo mirando por el ventanal que da al patio... Cebo mate eternamente...
Por unos minutos, la ausencia infinita fue sólo ausencia...
Cada amanecer, los zorzales, traen en su canto de libertad a Mi Zorzal.

Junio 2010

viernes, 20 de enero de 2012

Amor en presente continuo

Mi primer amor, ese que nunca se olvida, tiene fecha de nacimiento: 30 de marzo.
No voy a decir el año, total los primeros amores perduran en el tiempo... Quiero evitar cálculos maliciosos que me puedan afectar directamente.
Simplemente, para ubicarnos en fecha aproximada, diré que cursaba cuarto año en el Normal 11 “Dr. Ricardo Levene” cuando las escuelas eran de “señoritas”, éramos “niñas” y nos trataban de Ud.
En ese entorno, cumplí quince años… Sí quince años, marzo… Cuarto año. No eran méritos propios, me costó mucho “levantar la nariz” y decir “yo opino”… Apenas intentaba un disenso, ensayado en el espejo, venía la observación:
-Si no bajás la nariz, yo te la bajo…
Y mis amigas vivían de nariz baja, porque eran “chicas de su casa”…
Recuerdo que, después de mi examen de ingreso… Sí, teníamos examen de ingreso y yo apenas once años… Por el resultado, pude elegir idioma. Seleccioné francés… Gran disgusto de mi madre, ella pensaba que el idioma correcto era el inglés… Ese esbozo de independencia fue encorsetado por varios años… Ni en terapia logré dilucidar cuándo encontré la punta del cordón de ese corsé...
Cumplí quince años entre algodones, puntillas y muñecas.
Me habían enseñado todo lo que “una niña” debe saber para “ser SIEMPRE una mujer de su casa”. Hacía bien y rápido las actividades más diversas, con las que me aburría, así gozaba de mi tiempo libre… Así, podía “perderlo” mirando el cielo, las flores o leyendo por n-ésima vez el mismo libro de cuentos…
Eso podía hacerlo cuando no venía la pregunta mortal:
-¿Terminaste de limpiar la pieza? ¡Qué bien!... ¿No querés hacer una torta de…?
Sin poder decir que no, ahí estaba batiendo la manteca con el azúcar para agregar de a una las yemas…
Así llegó el 30 de marzo, día de mi cumpleaños número quince.
Con mis primeros tacos altos y mi vestido de tul con encaje francés, que era el mejor, recibí a mis invitados. Me colmaron de regalos, mucho oro, a mí no me gustaba pero era costumbre… Pulseras, anillos, cadenas… Mamá me dio el regalo de “mis padres”, un reloj de oro con malla ancha, también de oro. Cena, torta, baile… Cuando ya estaba cansada y esperando salir sola al patio, papá me hizo una seña imperceptible para el resto de los presentes. Nos apartamos y me dio un paquetito… Un libro... Al abrirlo leí Mario Benedetti “Montevideanos”. Miré la primera hoja y estaba dedicado:
“Hijita, para que no te olvides que no hay salvación si no es con todos. Papi”
Esa misma noche, con “El Presupuesto” e “Inocencia”, nació mi amor por Mario Benedetti, a quien no he dejado de leer y releer en mi vida.
Cuando recibí de presente “Cumpleaños en Manhattan” recordé mis lecturas, la interminable fila en la Feria del Libro para que Mario Benedetti me firmara un ejemplar de “Gracias por el Fuego”, que compré por segunda vez para tener “su firma”… Que, a pesar de lo que dijeron mis amigos, no fue un acto de cholulismo, fue un acto de amor, para estar cerca, para saberlo real, ¡EXISTIA!
No me importaba más nada, mi amor era sincero, incondicional y sus palabras me calaban hondo. Mis amigos no lo sabían, ese era “Mi Secreto”.
Tampoco Benedetti se dio cuenta cuando le di mi libro temblando...

E hice un trato en la noche de los feos, quemando las naves por la noción de Patria. Con las letras de emergencia y los poemas de otros, con preguntas al azar... Canté canciones del mas acá.
Eternamente, Mario Benedetti.

videoGracias HS

P.D. (para calculadoras/es) Montevideanos ya llevaba un tiempo de editado...

lunes, 16 de enero de 2012

Colores

Un Faber número dos
delineó las curvas,
contorneó los brazos
de dedos finos.
Sombreó el rostro,
enmarañó el pelo.
Así, en blanco y negro
me inicié en el mundo.
Blancos afectos
negras tristezas.
Sin preverlo
Descubrí colores…
Vi opaco el arcoiris
a la par de tu paleta.
Me tembló tu voz…
Se me revelaron los ocres
en el bailar de hojas sueltas.
Inventé los verdes
en el trinar de los pájaros.
Me sorprendieron los azules
en el cielo infinito.
Me atrapó el rojo
abrazando mis ríos torrentosos.
De una vez y para siempre
desnudé el sol…
Con la melodía
de infinitos colores,
el arcoiris
está pálido de envidia.


Imagen: El grito
Edvard Munch (1863-1944).

lunes, 9 de enero de 2012

De regreso

El viento…
El viento
me abraza,
me lleva,
me fuga.
Viajo…
Me pierdo en el espacio
intergaláctico…
En un túnel
azul
encuentro tus ojos…
Me introduzco…
Me apodero
de los sonidos
de tu ser…
Con ellos,
me transformo
en leve llovizna.
Regreso
a la tierra sedienta…
Me absorbe…
Me filtra…
Me arrebata…

Para siempre
formo parte de éste,
Mi Universo.


Imagen
: Vincent van Gogh
Fecha: 1889